domingo, 29 de enero de 2012

Elección

He escrito una pequeña historia por consejo de una seguidora. Espero que os guste ya que es la primera vez que escribo un relato.

***

He cometido muchos errores en mi vida, como imitar a los demás o querer cambiar mi forma de ser. Pero jamás me arrepentiré de haber elegido lo que elegí.

Nunca he sido una chica muy popular. Tampoco he tenido demasiados amigos. Mis padres estaban desesperados. No sabían como hacerme feliz. Siempre actuaba como si el resto del mundo no me importara. Eso sí, jamás he dejado de amar a los lobos. Sus costumbres, su aspecto, su forma de vivir... Todo eso me inspira de ellos.

Este verano me habían aceptado en la reserva lobuna en Water View, un pequeño pueblo al norte de Inglaterra. Solo aceptan a 10 personas al año: 5 chicos y 5 chicas.

Allí le conocí.

Mi madre había pedido el día libre en la oficina para poder ir conmigo al campamento. No lo aparentaba pero estaba absolutamente encantada de poder desconectar de la vida en general. Una vez llegamos le vi. Estaba sentado en el morro de una furgoneta que parecía ser suya. Tenía aspecto de niño rico y sin embargo sus ojos mostraban sinceridad e inocencia.

Salí del coche, cogí mi equipaje y me despedí. Aquello no había echo más que empezar.

Enseguida que perdí de vista a mi madre, me acerqué a él y le saludé con una sonrisa tímida.

-Hola- dije con la certeza de que pasaría de mí.
-Hola...¿te conozco?- respondió, para mi sorpresa.
-No, pero como no conozco a nadie aquí había pensado...
- Me llamo Adam. Yo tampoco conzco a nadie. ¿Tú cómo te llamas?
- Eire. Lo sé, es raro.
-A mí me gusta.

En ese momento me sonrojé. Millones de cosas se paseaban en mi cabeza y no quería admitir la realidad. Me estaba empezando a gustar. Nunca antes me había enamorado aunque sabía perfectamente lo que se sentía.

- Creo que tenemos que ir allí- dijo de repente.
- Sí, yo también lo creo.
-Te ayudo con la maleta.
-No hace falta. Vamos antes de que nos digan nada.

Nos acercamos a la multitud. Un tipo ancho y tranquilo estaba dando un discurso de bienvenida. Yo me distraí. A lo lejos vi varios lobos jugueteando entre ellos. Aquellos días tendría la oportunidad de convivir con ellos.

Sin darme cuenta mi mano tocó la de Adam pero el no la apartó, sino que la agarró. Desvió la mirada hacia mis ojos y me retiró un mechon de pelo de la cara. Como si nada volvió a mirar en dirección al director del refugio. Me sentía mejor que nunca y no podía concentrarme. Estaba claro: estaba enamorada.

En el trancurso del día no ocurrió nada interesante. Dormía en la cabaña con las chicas más raras que he conocido en mi vida. Sin embargo no me parece muy importante hablar de ellas, ya que tampoco las conocí demasiado.

Por la noche fuimos a cenar. Me senté en una mesa apartada. Para mi agrado, Adam no se pensó dos veces el sentarse a mi lado.

- ¿Qué tal chica solitaria?
- Bien.
- Tengo que hablar contigo, fuera.

Nos escaqueamos con cuidado. Salimos fuera y nos sentamos en un saliente de ladrillos.

- ¿Qué pasa? Estaba comiendo y si te digo la verdad tengo hambre.
- Me gustas. No sé por que, pero es así. Eres la única chica que cuando me he acercado no ha intendado ligar conmigo. Creo que eres sincera y por eso voy a hacer algo de lo que espero no arrepentirme.

Me besó. Lo hizo con cuidado por si me quería alejar, y por supuesto, no me aparté. Sus labios eran suaves y temblaban por el frío de la noche.

- No te has apartado.
- También me gustas y yo tampoco sé por qué, aunque supongo que es por tus ojos.
- ¿Mis ojos?
- Puedo saber cómo es una persona a través de sus ojos. He investigado sobre el tema.
- Eres rara. Me gusta. Eire, ¿querrías...?
- ¿Salir contigo? Sí, pero a cambio de una cosa.
- Lo que sea.
- Otro beso.

Y así estuvimos durante varios segundos. Vovimos al comedor e hicimos como si nada.

Al día siguiente me desperté con mucha energía. Me vestí con rapidez y salí de camino a la reunión de cada mañana. En el edificio principal esperaba el director. Fuera estaba Adam, esperándome. Fui a su encuentro, le agarré la mano y nos dirigimos juntos al interior.

- Queridos refuguiados. Hoy tenéis que hacer una gran elección: vivir con un lobo, pero estar sin vuestros compañeros durante estos días o ver a los lobos de lejos y seguir con vuestros compañeros. Sandra os repartirá unas hojas para que respondáis, Acto seguido, meted la hoja en la urna. Partiendo de vuestra elección os haremos el horario d actividades.

Aquello me dejó helada. Quería estar con Adam, pero había ido allí a estar con los lobos. Miré a Adam y notó mi angustia.

- Por favor quédate conmigo. Puede que suene egoísta pero necesito estar contigo, aunque si eliges a los lobos no te lo impediré. Si viniste aquí fue por algo.
- Me quedo contigo.

 En ese momento me besó y le dio igual que nos vieran. En los días restantes nos dio tiempo a conocernos muy bien, ya que fuimos los únicos que eligieron quedarse.

No me arrepiento de esa elección. Ahora, seis años después, tengo 24 años y estoy casada con Adam. Soy escritora y mis relatos tratan de lobos. Tengo todo en mi vida y por eso hice una gran elección.

8 comentarios:

  1. Wow! Está súper tierno *-----*
    Me hubiera gustado una descripción más amplia del beso, pero igual está bonito :)
    ah ojalá la hubieras largado más y tuviera muchos capítulos *--*
    Haz uno en cuanto puedas!. Besitos. Rizel

    ResponderEliminar
  2. Estoy encantada de que te haya gustado de verdad :) Si tengo unos cuantos más seguidores y la gente comenta que le gusta haré otro

    Un beso muy fuerte :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, está genial a la historia :)
    Yo sí que quiero que subas más relatos. Los leeré encantada :D

    Besosss...

    ResponderEliminar
  4. Subiré más, pero cada uno será único y no tendrán nada que ver entre ellos. Lo prefiero así :) me alegro mucho de que te haya gustado y solo pido tiempo para escribir otro

    Un besoo ^-^

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que me ha gustado mucho :D
    Yo también escribo, y me encanta leer lo que los demás relatan, es una buena forma de aprender y perfeccionar tu estilo ^^
    Ya tienes una seguidora más:)
    besotee!

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que te haya gustado y muchas gracias por seguirme :)

    Un besoo

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Es precioso, pero demasiado repentino, debes describir tus sentimientos, el escenario donde ocurre el relato y tienes que esperar el tiempo necesario para conocer a Adam.

    PD: Tranquila, eso mejora con el tiempo, a mi tambien me gusta escribir y soy muy repentina. Te lo suplico redacta otra historia y súbela, tienes gran madera para escribir.

    ResponderEliminar